Compartir
Publicidad

Planifica tu baño en pocos pasos (I)

Planifica tu baño en pocos pasos (I)
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Tal vez estés pensando en renovar totalmente tu cuarto de baño. O es posible que acabes de comprar una casa y que tengas la suerte de poder empezar desde cero con la reforma. Si te reconoces en alguna de estas situaciones, prepárate porque te vamos a dar los consejos definitivos para tener el baño de tus sueños.

En primer lugar, tienes que pensar en tus necesidades, no sólo actuales sino también futuras. No tiene sentido que instales una bañera si lo que haces normalmente es ducharte, por ejemplo. También es posible que tu baño sea demasiado pequeño como para instalar grandes muebles o que esté integrado en otro espacio como una habitación o un vestidor. Si tu caso es este último, tienes que partir de una base neutra para ir colocando los elementos para separar ambos ambientes.

Mide bien el espacio del que dispones para poder colocar los sanitarios a unas distancias lógicas entre sí, ni muy juntos ni muy separados, y compara precios y materiales en función de tus necesidades y de tus posibilidades. El baño está tomando cada vez más importancia en la decoración de una casa y se amuebla con tanto mimo como el resto de las estancias. Ya sabes que el cuarto de baño es un lugar donde llevas a cabo muchas actividades íntimas, por lo que es fundamental que reserves un rincón personal para cada uno de los habitantes de la casa. Tiene que ser un sitio donde dejar los objetos de higiene personal, así como los utensilios más comunes. Lo fundamental es que los objetos de uso más corriente estén más a mano pero que el resto de cosas estén accesibles (por ejemplo, el papel higiénico en caso de que se acabe).

En el baño es donde te vas a arreglar antes de salir a la calle, así que dentro de tu planificación también tienes que tener en cuenta que el espejo tiene que estar suficientemente iluminado por ambos lados. No hace falta que te hagas con un tocador como el de las estrellas de Hollywood, pero si es necesario que haya al menos dos bombillas sobre el espejo. Lo mejor sería tener, además de un espejo grande normal, uno más pequeño para poder verte en detalle y salir perfecto de casa todos los días. Las bombillas deberían ser incandescentes o ecológicas pero jamás fluorescentes porque dan a la piel un aspecto cetrino nada favorecedor.

En Decoesfera | Baño Imagen vía | Ikea

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos