Compartir
Publicidad
Publicidad

Salones difíciles: un salón con doble altura

Salones difíciles: un salón con doble altura
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Tener un salón con doble altura desde mi punto de vista y claro, dependiendo mucho de cómo sea la ubicación, no es tener un salón difícil, es tenerlo muy fácil.

¿Por qué? Pues porque un salón a doble altura siempre es un toque original para nuestro hogar, nos puede hacer ganar algo de espacio y sobre todo darle un toque diferente a nuestra decoración.

El único problema que tienen precisamente estas habitaciones en dos niveles es que tenemos que pensar en ellas antes de decorar, por supuesto, tenemos que tenerlo en cuenta, pero si decidimos utilizarla para hacer de nuestra decoración algo diferente no perderemos, sino que ganaremos mucho.

Una habitación en dos niveles resulta perfecta para separar ambientes, dejar en la parte inferior el centro de la habitación, su función principal, es decir el salón, y en la parte superior, independientemente de su amaño un segundo ambiente, con por ejemplo una zona de lectura, un sofá para tumbarse o un despacho.

Además, si la arquitectura nos lo permite podemos aprovechar también la parte inferior para almacenaje, como en el caso de la doble altura para el dormitorio.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos