Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Industrial chic: Todo lo que necesitas saber sobre esta tendencia

Industrial chic: Todo lo que necesitas saber sobre esta tendencia
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Comunidad
image


Instagram


Lo mejor

Nueva York es el origen de este estilo que nace en la década de los cincuenta, cuando naves y oficinas abandonadas empezaron a reconvertirse en viviendas, que pasaron a denominarse lofts. Adaptar esta filosofía a tu hogar es más fácil de lo que, a priori, te puede parecer, sin que sea necesario que vivas en un almacén para que puedas conseguirlo. Se trata de utilizar el espacio del que dispones para crear un aspecto industrial.

Ambientes diáfanos y despejados, grandes ventanales, vigas vistas, ladrillo, madera, cuero y metal te ayudarán a conseguir un look industrial con gran personalidad, de acuerdo con las últimas tendencias. Si quieres saber cómo decorar tu hogar siguiendo el estilo industrial chic, vamos a explicarte con Leroy Merlin todo lo que necesitas conocer sobre esta tendencia.

Espacios abiertos

7 Abierto

Cuando se trata de decorar una vivienda siguiendo el estilo industrial, el espacio que no se utiliza es tan importante como el que se utiliza. Poner demasiados elementos y objetos en un solo lugar puede producir una sensación de claustrofobia, exactamente lo contrario de lo que debe transmitir un espacio industrial, que se inspira en antiguas fábricas de amplias dimensiones y con maquinaria enorme.

Si dispones de un piso abierto, entonces ¡fantástico! Tendrás una gran libertad para colocar los elementos y moverlos sin problemas. Sin embargo, si estás trabajando en un plano más cerrado, tendrás que escoger las piezas de un modo más reflexivo y usar ese espacio más sabiamente. Una opción es, si no quieres reunir en una sola todas las estancias de tu vivienda, potenciar al máximo la luz natural con grandes ventanales.

Paredes al natural

1 Paredes

Lo que pudo haber comenzado como una necesidad se convirtió en un codiciado estilo, y muchos entusiastas de este diseño buscan ahora intencionadamente este aspecto sin terminar, inacabado, con los elementos arquitectónicos a la vista. Paredes de ladrillo, cemento u hormigón, rugosas y sin pulimentar, que desprenden personalidad y carácter.

Las paredes de ladrillo vista están de rabiosa actualidad. Puedes dejar los ladrillos en su color natural o pintarlos de blanco, si el acabado no es perfecto no te preocupes, eso también es típico del estilo industrial. Si quieres una alternativa rápida y sencilla, no necesitas enladrillar tus paredes, puedes usar papel decorativo y conseguirás el mismo efecto.

Tubos y conductos expuestos

2 Estructuras

Una característica del diseño industrial es sacar a la luz aquellos elementos que normalmente se trata de ocultar, tales como tuberías y conductos. Es fácil imaginar lo liberadora que debió resultar esta estrategia cuando el concepto de vivienda-almacén empezó a ganar en popularidad y ya no era necesario disimularlos.

¿Qué tipo de elementos se dejan expuestos? Vigas del techo, tuberías y cables, que deben colocarse con gusto. Quedan ideales con techo altos, y si además dispones de grandes ventanas con paneles de metal, mantenlas sin adornos, no coloques cortinas de lujo, el estilo industrial se enorgullece de su frialdad.

3 Estructuras

Dejar a la vista las tuberías puede ser una opción fabulosa para espacios decorados con elementos en blanco. Si unes a ello el brillo en las paredes y el techo, puedes conseguir un hermoso contraste con el metal de la tubería.

Suelos que aportan amplitud y sensación de uniformidad

5 Suelos

Es difícil conseguir el aspecto industrial cuando se tienen alfombras de pared a pared, después de todo, las alfombras no son el material más adecuado para las fábricas. Son preferibles suelos duros hechos de madera o de hormigón, ya que crean una apariencia limpia que recuerda a los espacios industriales. Si además están un poco desgastados, mejor.

¿Significa esto que una alfombra o dos están fuera de lugar? ¡Absolutamente no! No hay nada malo en añadir un poco de calidez bajo tus pies, pero debes tener presente la paleta de colores fríos y que cause el mínimo de impresión, a menos que pretendas impactar introduciendo un toque fuerte de color.

Una mezcla armónica: madera y metal

Madera

Una gran cantidad de superficies de madera y metal se pueden encontrar en un interior de estilo industrial. Por eso no es de extrañar que los tonos tierra y neutros sean opciones de colores muy populares para estos espacios. La madera es la gran aliada en este tipo de ambientes, ya que consigue transferir un poco de calidez al conjunto.

Obviamente, el metal es un elemento ideal para poner de relieve la crudeza de este estilo. Puedes usarlo en unas escaleras de hierro, unas estanterías de aspecto industrial o unas ventanas de cristal con un sencillo armazón de metal. Reserva la madera para suelos, vigas y techos, también puedes introducirla a través de los accesorios, como un colgador junto a la puerta o una mesa de aire rústico. Las posibilidades son infinitas.

Decorar con detalles vintage

4 Iluminacion

Como hemos visto, el diseño industrial implica el uso de metal y madera. Son precisamente estos materiales los que se combinan para crear un gran número de muebles de este estilo. Muchos de ellos son modernos y contemporáneos, mientras que otros se inspiran en antiguas piezas de fábrica y de laboratorio.

En ambos casos, se trata de conseguir piezas únicas y minimalistas que evoquen el pasado. La idea es escoger muy bien los accesorios y objetos que usemos para decorar nuestro hogar: lámparas de techo retro, botellas de vidrio, maletas antiguas, libros antiguos, taburetes, baúles, ruedas de bicicleta, etc.

8 Decor

Un sillón o un sofá de cuero envejecido son también un elemento que se encuentra dentro del estilo industrial. Anímate a realizar un mesa con un tablero de madera y cuatro ruedas y conseguirás disfrutar de un espacio tremendamente vanguardista con una pieza única.

Cocinas prácticas y funcionales

Cocina 0

Paredes de ladrillo o de cemento con efecto hormigón, suelos de madera o de metal como los de las naves industriales, tuberías al descubierto, cajas de cartón, muebles de metal. Estos son solo algunos de los elementos básicos que encontramos en las cocinas de estilo industrial más chic de la actualidad.

Una alternativa para decorar la pared es incluir una estantería o un soporte de metal con ollas y sartenes de hierro fundido, acero inoxidable y cobre, que puede hacer juego con las sillas del comedor de diario. Para agregar un toque femenino a este estilo con aire masculino, puedes hacerlo a través de plantas, vasijas con frutas o algún otro objeto con formas curvas.

Cocina 0b

La iluminación es otro de los aspectos más destacables en las cocinas industriales. Es común encontrar dos o tres lámparas de metal colgadas de alambres sobre la mesa o la isla de trabajo. Delimitar la zona de comedor de la cocina con unas baldosas, que pueden ser hidráulicas, es también una buena idea basada en las antiguas fábricas de aquella época.

Baño en gris y acero: elegancia en estado puro

Industrial1

Para conseguir el estilo industrial en tu baño, busca una decoración austera y simple. Las tonalidades grises ayudan a realzar los complementos en acero y los cromados, aunque puedes suavizarlas con algún tono más cálido como el marrón o más luminoso como el blanco.

Las paredes de cemento son un elemento típico del vintage industrial, ya que muchas fábricas estaban hechas con este material. Ahora se crean paredes que imitan su textura o bien se cubren con placas de cemento, directamente remitiéndonos a las fábricas en las que se inspiran.

Como ves, después de haber repasado todas las claves de este estilo, es fácil seguir la tendencia industrial chic y adaptarla a tu hogar. Todo lo que necesitas para llevarlas a cabo lo encontrarás en la página web de Leroy Merlin.

En Planes de Invierno

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio
Inicio

Ver más artículos