Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿De verdad han vuelto los 80 a la decoración? Sí, pero renovados

¿De verdad han vuelto los 80 a la decoración? Sí, pero renovados
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Comunidad
image


Instagram


Lo mejor

No es la primera vez que vemos que estéticas de otras épocas vuelven a aparecer en escena. La década de los 80 marcó un antes y un después, tanto en moda como en decoración de interiores. El maximalismo era más que evidente, lujo, mucho color y ambientes recargados. Un maximalismo que vuelve, pero actualizado. Te mostramos cuáles son las claves de los 80 a día de hoy de la mano de Leroy Merlin.

Lujo refinado y adaptado

maximalismo

Las casas de los 80 buscaban una estética recargada, en ocasiones barroca. Así es el maximalismo, que se aleja por completo de los conceptos estéticos del minimalismo. Es cierto que este gusto por la opulencia vuelve, pero sin caer en lo hortera o el mal gusto. En esta ocasión se busca un lujo elegante. Además, no todas las estancias de la casa pueden verse vestidas con este maximalismo, es necesario contar con dependencias amplias y luminosas, que permitan que la decoración pueda llamar la atención y brillar, pero sin abarrotar.

El oro más glamuroso

dorado

Los acabados dorados son quizá los más llamativos en este tipo de estética. Tanto en el maximalismo de los 80 como en el que empieza a verse en la actualidad, el oro se convierte en una seña de identidad. No nos olvidemos que ante todo se busca glamour y no encontraremos otro material más lujoso que este. Así, destacan piezas con este acabado, desde mesas con remates en este metal, grandes espejos o incluso detalles como pequeños marcos de fotos o jarrones.

Sin miedo al color ni a los estampados

C4107e964f51cfa9f9ddab57f43b3bb4

En este estilo, el color es el rey. No hay miedo, hay que usarlo sin límite alguno. Y no creamos que se trata únicamente de apostar por un rojo pasión o un verde esmeralda. No. La estética de los ochenta mezcla diferentes tonalidades creando ambientes llamativos, vibrantes y divertidos. Paredes, sofás o cortinas pueden llenarse de un sinfín de tonalidades, también con mezcla de textiles incorporando telas tan de moda como el terciopelo.

Este color, en ocasiones, viene dado en forma de estampados en textiles o incluso en papel de pared. Desde los motivos florales más recargados, hasta los geométricos que nos recuerdan a la estética Pop; y es que en los 80, se respiraba cierto aire ecléctico en el que la mezcla no estaba en absoluto mal vista.

Diversidad en paletas de color limitadas

negro

Quizá no te sientas a gusto con las grandes explosiones de color. No te preocupes, el blanco y negro pueden ser una excelente apuesta que encajará sin problemas en el look de los 80 ¿Cómo? Muy sencillo, buscando contraste en textiles y estampados. Usa terciopelos, algodón o incluso lentejuelas, y no te olvides de añadir estampados varios para crear una estancia dinámica.

Arte en las paredes

Cats

Atendiendo a ese interés constante en crear casas originales y con personalidad, se puede destacar también el gusto por las obras de arte. Las paredes se convierten en un gran tapiz sobre el que poder exponerlas. Auténticas galerías caseras que darán un toque de sofisticación incuestionable.

Los cuadros o las láminas decorativas no son los únicos elementos que podemos agregar. Llena una pared del salón con un montón de marcos de diferentes tamaños, con fotos familiares, con ilustraciones o incluso vacíos.

La importancia de la luz natural y artificial

lampara de pie

En este tipo de ambientes tan recargados es necesario contar con luz natural. Las estancias más oscuras pueden parecer más pequeñas. Céntrate en dependencias con grandes ventanas o aquellas que por su orientación cuenten con grandes dosis de luz durante todo el día.

Las lámparas pueden convertirse en piezas decorativas esenciales. Escoge modelos grandes y sofisticados, como una lámpara de araña. Y complementa con piezas diferentes e inusuales, tanto en las lámparas de mesa como en las lámparas de pie. Recuerda que los materiales brillantes como los distintos metales aportan ese toque de glamour que busca el maximalismo.

Una mezcla de estilos

decoracion

Como comentábamos, en el estilo maximalista de los 80 hay ciertas dosis de estética ecléctica. Son varias las corrientes que se pueden mezclar en un mismo espacio. Así, no hay problema en introducir elementos modernos con muebles más clásicos. Muebles futuristas y antigüedades más vintage. La clave está en el equilibrio, en escoger minuciosamente cada uno de los objetos que crearán el ambiente.

Si te han gustado estas ideas no te olvides de pasar por la página de Leroy Merlin, donde encontrarás muchas más.

En Planes de Invierno

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio
Inicio

Ver más artículos