Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Combatiendo seres microscópicos: consejos para un hogar sin alergias

Combatiendo seres microscópicos: consejos para un hogar sin alergias
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Polen, ácaros, pelos de animales u hongos de la humedad son los responsables de la mayor parte de las alergias que se producen en un entorno doméstico. La lucha para acabar con los pelos de los animales dentro de tu casa ya lo hablamos en un post anterior y a los ácaros ya los conocemos, incluso te hemos puesto una foto suya en una portada anterior para que recuerdes lo feos que son, pero vamos a tratar de reunir una serie de "prácticas saludables" para evitar que tengas que irte a vivir al desierto o al altiplano boliviano para librarte de estos molestos alérgenos.

Perdón, pero vosotros no estáis en la lista de invitados

Lo primero que has de tener en cuenta es que tú decides quién se siente cómodo en tu casa y quién no. Para hacer la vida más incómoda a los ácaros y reducir la presencia del resto de alérgenos mantén constante una temperatura de entre 18 y 20ºC y una humedad relativa inferior al 50%; ventila la casa con frecuencia, salvo en alergias estacionales que tendrás que limitarla a 20 minutos diarios.

Deberás valorar la presencia de animales en casa y descartar en lo posible las alfombras, peluches y otros textiles no imprescindibles como parte de la decoración. Los colchones y almohadas puedes cubrirlos con fundas antiácaros y deberás aspirarlos con frecuencia con el accesorio para colchones. Recuerda que los ácaros te lo pondrán difícil y no vale con lavar la ropa de cama para acabar con ellos; has de hacerlo a más de 60ºC o metiéndolos en el congelador.

Mantén toda la casa libre de polvo. Para ello puedes seguir alguno de los consejos que te proporcionamos en post anteriores, ya sabes que nosotros lo aspiramos todo, bueno casi todo.

The answer is blowing in the wind

Por último, el aire. Sí, esa mezcla de gases compuesta principalmente por nitrógeno, oxígeno y argón…y ácaros y polen y bacterias. Para recuperar la fórmula original, tendrás que conseguir un buen filtrado. En el mercado venden purificadores e ionizadores, pero una buena forma de mantener el aire limpio es realizando la limpieza de toda la casa con un aspirador que disponga de filtro HEPA permanente. La aspiradora debe ser capaz de retener partículas de 0,1 micras como mínimo para que el aire que respiras sea saludable (el tamaño de los ácaros del polvo oscila entre 0,2 y 0,5 mm).

Y mi mejor consejo, aunque sé que a alguno o a alguna no le va a gustar mucho, es que en el reparto de tareas de casa elijas aquellas que menos contacto tienen con el polvo. Si aún así te toca pasar la aspiradora, yo descartaría el uso de aspiradoras con bolsa, porque pierden succión y tienes que andar cambiando la bolsa y los filtros. La mejor opción para personas alérgicas es elegir una aspiradora con filtros HEPA lavables y que incorporen un depósito con sistema de vaciado higiénico, en lugar de bolsas desechables.

Seguro que más de uno tenéis algún tipo de alergia, ¿se os ocurre alguna recomendación más que queráis compartir con nosotros?

filtro HEPA permanente
Todos los modelos de aspiradoras Dyson Ball DC37 incluyen filtros HEPA permanentes que retienen partículas de hasta 0,1 micrones. Esta es solo una de las características que le ha permitido obtener el reconocimiento de 12 asociaciones de alergología en todo el mundo. En la página oficial de Dyson encontrarás todos aquellos aspectos técnicos que la convierten en la aspiradora idónea para un hogar con personas alérgicas.
Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos