Publicidad

Tres soluciones originales para problemas de espacio en habitaciones juveniles

Tres soluciones originales para problemas de espacio en habitaciones juveniles
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando los niños dejan de ser bebés y empiezan a querer tomar decisiones por si mismos, los primeros cambios se producen se reflejan en la forma de vestir, pero también en la decoración de su propio espacio; su habitación. Cuando los niños se hacen mayores quieren un cuarto que refleje su personalidad.

Si consultamos con expertos en deco juvenil, como los de Menamobel, aconsejan cambiar el dormitorio a partir de los 9 o 10 años y decorarlo teniendo en cuenta los gustos del menor pero también sus necesidades conforme van creciendo. Por un lado está el adaptar la parte estética al gusto juvenil, pero por otro está la necesidad de resolver los problemas de espacio.

Dormitorio Bellamy

Dormitorio Bellamy2

Un problema muy habitual es que las actuales dimensiones de las viviendas no permiten disponer de espacios amplios para diferenciar los ambientes en las habitaciones... En este sentido, desde Menamobel aconsejan hacer una distribución en forma de “L”. Así se utiliza una esquina completa de la habitación y el resto del cuarto se aprovecha mucho mejor.

Hay también algunos pequeños trucos que podemos tener en cuenta en espacios pequeños... Colocando cajones y estanterías bajo la cama se puede ganar espacio de almacenaje. Las estanterías volantes, también dan mayor sensación de amplitud y permiten guardar ropa, libros o juegos. En la zona de espacio libre, podemos colocar en un lateral un escritorio y, una vez escogido el mobiliario, se aconseja el uso de estores en lugar de cortinas, ya que son más ligeros y ofrecen más luminosidad.

Dormitorio Lexa
Dormitorio Lexa2

Si la habitación es irregular otra opción es aprovechar cada uno de sus ángulos para instalar muebles funcionales. Por ejemplo, en una esquina se puede colocar un armario que lleve incorporada una estantería o puede ser el cabecero de la cama el que se descubra como mueble de almacenaje. Otro ejemplo podría ser, un tablero anclado a la pared que puede convertirse en un escritorio sin patas que obstaculicen el paso.

Dormitorio Corin

Otro problema clásico a tener en cuenta es que en muchas ocasiones, las familias aprovechan para ubicar una segunda cama en la habitación del niño, algo muy útil por si viene un familiar a dormir o por si el niño trae un amigo a casa. En este sentido hay varias opciones en el mercado, por ejemplo las clásicas literas que vuelven a estar más de moda que nunca. Este tipo de conjunto aprovechan cada rincón de la estancia e incluyen estanterías, cajoneras, y armarios dobles, se trata de la solución perfecta para cuando hay invitados inesperados.

¿Qué os parecen estas ideas? ¿Usáis estos u otros trucos en las habitaciones de vuestras hijas e hijos?

Más información | Menamobel

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir