Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Este invierno transforma tu piso en un refugio

Este invierno transforma tu piso en un refugio
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Comunidad
image


Instagram


Lo mejor

Hay mañanas en las que despertamos y vemos el mundo de color negro. Momentos en los que nos gustaría escapar y alejarnos de todo durante dos o tres días, pero la realidad no está por la labor, y es martes y nos toca ir a trabajar.

Aunque todos conocemos los mecanismos para seguir adelante y mantenernos positivos, también desearíamos tomarnos un respiro y apretar el botón de resetear para, así, olvidar o pasar por alto una semana emocionalmente cargada.

Para ello, nada como disponer de un refugio, acurrucarte y desconectar del mundo. Hoy, de la mano de Leroy Merlin, te contamos cómo transformar tu piso en un auténtico refugio de invierno. Una rutina de 10 pasos infalible con la que sentirte mucho mejor.

Paso 1: Crea un ambiente más acogedor

Refugio Textiles 1

Está claro que para nuestro objetivo no vamos a hacer obras en casa, así que se trata de realizar pequeños cambios, muy asequibles, los cuales te llevarán muy poco tiempo y esfuerzo, para poderlo tener listo rápidamente y así disfrutarlo de inmediato.

Para ello, cambiaremos o reubicaremos cuatro textiles. Estos complementos decorativos son ideales para añadir calidez a nuestro hogar. Buscamos un plus de confort, con lo cual pondremos las fundas de cojines más suaves y mulliditas que tengamos en nuestra butaca preferida y en la cama.

Refugio Alfombra 1

Lo mismo haremos con las mantas. Escoge una manta de pieles sintética, una de punto XL o una manta de lana de pelo largo. El siguiente paso es hacer del suelo una área muy agradable con unas alfombras tipo killim colocadas a los pies de nuestro sofá y de nuestra cama, y por último cerrar las cortinas para desconectar del mundo y crear un ambiente super íntimo.

Paso 2: Pon una iluminación íntima y tenue

Refugio Iluminacion 1

Una buena iluminación es uno de los puntos claves para conseguir este anhelado refugio. Nos ayudará a cambiar nuestro estado de ánimo y a transformar el ambiente. Si lo haces bien puedes conseguir que cualquier espacio se convierta en un acogedor oasis.

Para ello apagaremos las luces ambientales y encenderemos unas velas y la chimenea o la estufa. Solo dejaremos abiertos encendidos pequeños puntos de luz, como una lamparita de mesa, un flexo y unos focos. Asegúrate de que den una luz amarilla, tenue y cálida.

Refugio Iluminacion 5

El resultado debe de ser un espacio más bien oscuro, con pequeños puntos de luz templada y suave que tan solo iluminan piezas que te relajan, una lámina en la pared que te encanta o una foto en la mesa auxiliar. Como si estuvieras en el interior de una cabaña.

Para este propósito nos van genial las lámparas de papel, de cartón, de madera, de fibras naturales, bombillas desnudas y también las guirnaldas. Todas estos materiales darán un plus para a crear esta atmósfera.

Paso 3: Una cama bien hecha

Refugio Dormitorio 2

¿A quién no le relaja ver una agradable cama bien hecha? Más aún cuando llegas a casa después de un día un poco desastre. Es por eso que es vital hacer la cama correctamente, tardas muy poco y los beneficios son muchísimos. Tampoco es necesario que sea la cama de un hotel, sino que recrees un espacio donde te apetezca un montón relajarte. Una cama cómoda, suave y acogedora.

Para esta ocasión además graduaremos la iluminación del dormitorio al mínimo, encenderemos unas guirnaldas y unas velas, pondremos un montón de almohadas, una manta de cachemira y una alfombra de pelo largo. Solo nos falta una buena taza de chocolate caliente o una copa de vino para poder acurrucarnos relajadamente.

Paso 4: Agrega un aroma evocador

Refugio Aroma 3

Añade algo de aroma a tu hogar para sentirte mejor. Puedes conseguirlo cocinando un plato sencillo que te encanta, horneando unas galletas, comprando unas flores o encendiendo una vela aromática. Las fragancias nos pueden ayudar a relajarnos y a asociarlos con lugares que amamos y recuerdos inestimables.

Paso 5: Oculta el trabajo

Refugio Estudio 2

En el caso de que trabajes en casa y tengas tu escritorio a la vista, procura que los papeles y todo el material quede oculto en cajones y estantes, bien ordenado. Lo mismo haremos con el trabajo que te has traído a casa o cualquier documento doméstico pendiente de revisar. Déjalo en la cartera o dentro del armario. Hoy no lo vamos a sacar.

Paso 6: Desconecta del mundo

Refugio Playlist 1

Apaga el teléfono, fuera redes sociales ni mensajes, así que desconecta internet y desenchufa la tele. Es el momento de estar a solas, No queremos inputs del mundo exterior, vamos a desintoxicarnos.

Se trata de recargar pilas por completo. Lee un libro, recupera un hobby como hacer punto o algo de bricolaje, mira tu película favorita mientras tomas un té... Cualquier cosa que aparte tu mente de las cosas cotidianas.

Paso 7: Tu playlist favorita para evadirte

Refugio Playlist 2

Aunque hemos dicho que desconectaríamos la tecnología, nos referimos a aquella que te mantiene en contacto con el mundo exterior. Sin embargo escuchar tu música preferida a todo volumen o hacer una maratón de tu serie favorita, es más que recomendable. Y es que el sonido juega un papel fundamental en tu hogar, te aparta de los malos pensamientos, te hace compañía y te transporta a mundos mejores. En definitiva, hace que nos sintamos bien.

Paso 8: Orden y limpieza en un espacio vivido

Refugio Cestas 4

Gastaremos unos minutos de nuestro tiempo en dejar nuestro apartamento limpio y ordenado. Esto nos proporcionará una sensación de confort enorme. Una casa limpia siempre luce serena y relajada. No buscamos la típica foto de revista de decoración donde todo está perfecto, sino un espacio ordenado y a la vez vivido. Tampoco queremos un museo.

Una manera muy útil y además bellísima de ordenar rápidamente tu hogar es usando cestas de fibras naturales. Espárcelas entre el dormitorio, el salón y la entrada para guardar revistas, libros, mantas, discos, gadgets, ropa sucia, cojines.... Usa de distintos tamaños para poder ordenar tanto las piezas grandes como las pequeñas.

Paso 9: Da un lugar protagonista a las plantas

Refugio Plantas 2

Cuidar de una planta de interior y verla crecer es muy satisfactorio, y contribuye a recrear la sensación de bienestar que nos ofrece un refugio. Además purifica el ambiente y embellece la decoración. No se le puede pedir más a un elemento decorativo.

Paso 10: Un toque personal

Refugio Personal 6

Ya estamos en el último paso, solo nos queda personalizar nuestro espacio. Lo haremos con fotos familiares debidamente enmarcadas, y objetos que nos levanten el ánimo como una obra de arte, un recuerdo de tus abuelos, un souvenir de un viaje especial...

Estas piezas otorgarán personalidad a tu casa y te ayudarán a sentirte en tu refugio personal. Añade recuerdos de cuando eras peque y objetos con una historia detrás, todos ellos traerán alma a tu espacio.

Ya ves lo sencillo que es llevar a cabo este ejercicio, lo mejor de todo, es que lo puedes realizar siempre que quieras, también los días que estés de buen humor. Todo lo que necesitas para llevar a cabo este proyecto lo encontrarás en la página web de Leroy Merlin.

En Planes de Invierno

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio
Inicio

Ver más artículos