Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Para que tus alfombras te duren mil y una noches no necesitan ser mágicas

Para que tus alfombras te duren mil y una noches no necesitan ser mágicas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Persas, gabbeh, de lana, sintéticas, esteras, de nudo, de pelo corto o largo...la lista es interminable, pero tienen algo en común, además de vestir el suelo, necesitan que las limpien con frecuencia. Ah, esto último no nos ha gustado, pero es así, unas más que otras todas las alfombras requieren unas atenciones que vamos a tratar de reducir a la mínima expresión sin sacrificar su cuidado e higiene.

Lo primero que tienes que plantearte a la hora de elegir una alfombra es si realmente cubre tus necesidades, ya sean funcionales o estéticas. Así, puedes destinarla a crear ambientes diferenciados, colocarla bajo muebles para evitar que rayen el parquet, usarlas para templar un hogar frío; puedes tenerlas de forma permanente o solo en invierno, en todas las estancias o en dormitorios y salón...en definitiva, pregúntate a ti mismo si las necesitas y con qué finalidad. No me vayas a empapelar toda la casa con alfombras sin ningún tipo de coherencia...aunque cada uno en su casa hace lo que le da la gana.

La alfombra multifunción como gadget opcional

Sobre todo, valoradlo detenidamente las personas alérgicas y aquellos que tenéis mascotas; ¿sabíais que el polen puede durar varios meses en las moquetas y alfombras? y lo mismo ocurre con los pelos de animales. Pero no os preocupéis que hay soluciones para todo y para todos. En post anteriores hemos tratado la limpieza de hogares de personas alérgicas y de casas con animales y hemos visto la importancia de un buen filtrado en la limpieza con nuestra aspiradora, para conseguir un aire limpio de alérgenos y de pelos de animales.

Como la mejor forma de limpiar menos es manchando poco, algo que es obvio: no piséis las alfombras con calzado de la calle, procurad mantenerlas alejadas de alimentos, bebidas, pegamentos, plastilinas....mmm, veo que algunos no me vais a hacer caso así que en el próximo post hablaremos sobre los diferentes tipos de manchas y su tratamiento.

Normalmente con pasar la aspiradora 2 o 3 veces por semana es suficiente, comprobarás que si lo tomas como rutina es una tarea rápida y cómoda; si no, contéstame qué prefieres: pasar el polvo a todos los objetos que tienes sobre las baldas o a una superficie horizontal sin obstáculos.

De todos los tipos, menos voladoras

En mi casa, tengo varias alfombras en salón y dormitorios, pero todas son sintéticas y de nudo o de pelo corto, no por casualidad. Elegí estos modelos por estética, pero también por su fácil limpieza, descartando tejidos de fibras vegetales, lanas sin tratar o alfombras de pelo largo. Así que me arreglo perfectamente con un solo cepillo para todas las superficies, ya sean las baldosas de la cocina, la terraza, el parquet o las alfombras.

Opté por un cepillo de perfil bajo que se desliza perfectamente por debajo de los muebles y que se ajusta automáticamente cuando llego a la alfombra, sacando las cerdas para retirar mejor la suciedad.

Aquellos que tengáis alfombras de pelo largo o tejidos que hacen difícil el acceso a la base podéis probar con cepillos rotatorios, similares a los que describimos para retirar el pelo de animales de las alfombras. Son cepillos que giran removiendo la suciedad hacia la superficie para que pueda ser aspirada y no se vaya acumulando hasta el final de sus días.

Por último, no estaría mal que una o dos veces al año le dieseis un bañito casero o le llevarais a la lavandería. También podéis limpiarla vosotros mismos con algún producto específico para alfombras o con el preparado casero de toda la vida: agua caliente, chorrito de detergente líquido, vasito de amoniaco y cepillo de cerdas gruesas y sobre todo, buen humor.

A no ser que tengáis vuestra propia fórmula mágica y queráis compartirla con nosotros.

Cepillo Dyson
Los cepillos que incluyen las aspiradoras Dyson Ball han sido diseñados para una limpieza efectiva en todo tipo de suelos, incluidas alfombras y moquetas. Tanto los que se ajustan automáticamente o los que se accionan desde la empuñadura, lejos quedan de aquellas toberas conmutables que había que cambiar manualmente en función del tipo de suelo. En la página oficial de Dyson podrás verles en acción y comprobar por ti mismo la diferencia con respecto a los cepillos tradicionales.
Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos