Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Esa mancha de cuyo nombre no te quieres acordar

Esa mancha de cuyo nombre no te quieres acordar
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Normalmente para la limpieza y mantenimiento de las alfombras y moquetas nos limitamos al aspirado 2 ó 3 veces por semana y a un par de limpiezas anuales con algún producto específico o con remedios caseros a base, por ejemplo, de agua y amoniaco. Esto debería ser suficiente para tener nuestras alfombras a punto, pero dime que nunca se te ha caído una copa de vino, que a tu prima no se le derramó todo el café mientras te ponía al día de todos los cotilleos de la familia o que tu sobrino no te dejó aquella vez la alfombra llena de pegotes de plastilina.

La mayor parte de las manchas accidentales se quitan de forma sencilla con productos que tenemos habitualmente en casa. Para ello, la clave es siempre la misma, actuar con rapidez salvo en contadas excepciones como con el caso del barro que es mejor esperar a que se seque. El primer paso es retirar todos los excesos del producto derramado con papel absorbente o con una toalla de algodón sin presionar. A partir de aquí deberás elegir el producto adecuado para rematar la tarea.

Jugando a ser químico

Los productos caseros más utilizados en la limpieza de manchas son a base de agua con detergente (solución jabonosa), con amoniaco (solución alcalina) o con vinagre (solución ácida). Otros productos utilizados y que solemos tener a nuestro alcance son el bicarbonato de sodio, el zumo de limón, el agua oxigenada o el alcohol. Por último, podemos disponer de algún producto específico para la limpieza de alfombras o como en mi caso, un spray exclusivamente para eliminar manchas de grasa. Tú decides.

Así, por ejemplo, el detergente rebajado con agua lo podemos utilizar para restos de manchas de barro, una vez seco, cepillado y aspirado. El agua con amoniaco es muy efectivo en manchas de vino cuando el detergente no ha sido suficiente y la solución ácida a base de agua con vinagre (vinagre blanco, no vayas a usar de Módena) es perfecta para combatir las manchas de orina en aquellos hogares donde tenéis mascotas; basta con rociar esta mezcla después de retirar el exceso de orina con la toalla o el papel absorbente y rematar la tarea espolvoreando bicarbonato varias veces hasta que desaparezca el olor, para finalizar aspirando una vez seco.

El vinagre también se puede mezclar con alcohol 90º a partes iguales para las manchas de café o té y el zumo de limón es muy recurrente por ejemplo para manchas de bolígrafo.

Rápido e ingenioso: puedes con todo

A veces necesitamos también un poco de ingenio además de productos químicos. Así los trocitos de plastilina que tu sobrino te ha dejado desperdigados por toda la alfombra deberás retirarlos antes de que se marche, ya que necesitarás un trozo grande de plastilina fresca para ir presionando suavemente sobre los del suelo y verás como se recogen. Si ya se ha ido tu sobrino o te quedan todavía restos, espera mejor a que se sequen para retirarlos con un cepillo de cerdas duras y finalizar con el aspirador. Y si al agacharte a recoger la plastilina ves que hay un chicle pegado en la alfombra, no te desesperes, retíralo utilizando un hielo para endurecerlo y después raspando.

Como ves, existen infinidad de manchas y tratamientos, pero la clave está en actuar con rapidez, elegir bien el producto (si tienes dudas puedes consultar en la red, los consejos más fiables son aquellos que te proporciona el fabricante) e informarse sobre las precauciones en su uso (por ejemplo usar guantes y ventilar el cuarto con el uso de amoniaco) y terminar siempre aspirando la alfombra una vez esté seca, ya que no solo retirarás posibles residuos, sino que le devolverás la textura y orientación del pelo original.

Y tú, ¿has tenido que pelear con alguna mancha accidental en tu alfombra?



suelos

Todas las aspiradoras Dyson Ball están diseñadas para un rendimiento óptimo en todo tipo de superficies, ya sean alfombras, madera, linóleo o azulejos, sin tener que cambiar el cepillo.

Con una potencia de succión alta y constante, recogen grandes cantidades de polvo y suciedad, sin “clavarse” en el suelo, evitando la fricción y deslizándose con suavidad.

En la página oficial de Dyson te mostramos las diferencias entre las aspiradoras Dyson Ball y las tradicionales de bolsa.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos