Compartir
Publicidad

Biombos, la nueva vida del complemento más versátil

Biombos, la nueva vida del complemento más versátil
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante una época (bueno o muchas a lo largo de la historia de la decoración) no había "casa grande" sin biombo. Entre otras cosas porque eran enormes. Los británicos se los traían de las colonias para los salones, los españoles para los dormitorios y tras ellos escondían el palanganero con su palangana y su jofaina y en el caso de los más afortunados aquellas maravillosas bañeras de patas.

Han pasado los años y los biombos de han convertido en objeto de deseo de interioristas y decoradores para mil y un usos y es que quien tiene un biombo, tiene un tesoro.

Biombos Hierro Madera

Para separar ambientes

Para esos salones donde quieres tener una separación de la zona de lectura o de despacho, de otra zona más social, los biombos son perfectos. Esos especialísimos biombos de Coromandel, lacado en negro con fantásticas escenas de la vida cotidiana de la China tradicional, son una maravilla y por su gran tamaño ocultarán por completo la zona más íntima del salón.

Biombo Pared

Ya sabéis que aunque Coromandel está en La India, era donde embarcaban las piezas hacia Europa, así que se quedaron con ese nombre.

También los biombos hindúes o marroquíes de madera tallada, que parecen esconder a la favorita de un palacio de Las Mil y una noches son piezas únicas para decorar un salón, tras el sofá o junto a una ventana.

Para "agrandar" el espacio

Biombo Espejo

Seguro que habéis visto esos biombos dorados con las hojas de espejo, un poco desgastado por el tiempo, que le dan un aire entre sofisticado y decadente a la decoración y que colocados frente a un ventanal reflejan la luz, haciendo que la estancia se veas mucho más luminosa.

Esos biombos de espejos de estilo veneciano (aunque hay unos Art Nouveau que son auténticas joyas) son perfectos para espacios un poco oscuros y demasiado abigarrados, muy afrancesados y no condicionan demasiado el resto de la decoración.

Para colgar en la pared

Biombo Escalera Aston

Los biombos orientales que más facilmente se encuentran en España son los filipinos. Parecidos a los chinos, también en maderas lacadas o ebonizadas, suelen ser de seda (igual que los mantones de Manila) y e ir profusamente bordados. Dependiendo de la época pueden tener motivos vegetales, más que escenas de vida cotidiana y personalmente me gustan más, quizás porque los he visto desde niña y me parece más decorativo un pájaro o un pavo real desplegando todo el colorido de su cola.

Biombo Pavo

Teniendo en cuenta las dimensiones de las casas actuales y de los biombos en cuestión, creo que una idea maravillosa el separar las hojas y colgarlas directamente en la pared por separado. Un golpe de efecto increíble, pero hay que tener en cuenta que ese muro debe estar dedicado por entero al biombo y tener suficiente perspectiva para que se luzcan los bordados.

Para cabecero de cama

Coromandel Cabecero

Un clásico es utilizar el biombo de cabecero de cama. En este caso yo no pondría un biombo de tela, ya que las sedas se deterioran con el continuo roce, pero un cabecero marroquí de hierro forjado o de madera es perfecto para este tipo de decoración.

Cuando utilizas un biombo de esta manera hay que tener en cuenta que el resto de la decoración debe ir en consonancia o recargaremos demasiado el espacio. Está claro que condiciona mucho la decoración, así que si un biombo bordado os parece demasiada chinoiseries para vuestra casa, o soléis cansaron rápidamente de las decoraciones, os recomiendo que os limitéis a poner unos almohadones de la tapicería "Rosa" de Lorenzo Castillo para Gastón y Daniela, que son una maravilla.

650 1000 Lc Gd China (1)

Y a vosotros ¿os gusta decorar con biombos?

Imágenes| David Aston, Style beat, A perfect gray, Eco Chic

En Decoesfera | Muebles de inspiración libanesa para tu salón

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio