Publicidad

Diseño y funcionalidad, ¿historia de un amor imposible? Cuatro pruebas de su reconciliación

Diseño y funcionalidad, ¿historia de un amor imposible? Cuatro pruebas de su reconciliación
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Durante años, las palabras diseño y funcionalidad han resultado, a ojos de muchos, antónimos de pleno derecho. Pero, cada día más, los diseñadores se esfuerzan por conjugar comodidad y belleza, pragmatismo y líneas que conquisten con solo una mirada. No es esa una tarea sencilla, sino todo un reto para los profesionales del diseño. ¿Qué han de hacer para lograrlo? En muchos casos, basarse en la propia experiencia. Y hacer de la necesidad virtud.

Algo así le ocurrió Britt Monti, directora creativa de IKEA e impulsora de OMTÄNKSAM, la nueva colección de la firma que hace de la funcionalidad su razón de ser… sin abandonar el estilo escandinavo, atemporal y minimalista que caracteriza a la casa sueca. Britt, cuya madre padece Párkinson, sufrió una embolia y experimentó en su propia piel lo que significa que las capacidades motrices y necesidades del día a día cambien radicalmente.

Ella también se enfrentó a otro reto: adaptar la decoración y mobiliario de su hogar a sus nuevos requerimientos sin dejar de lado el estilo. OMTÄNKSAM, la colección que impulsó, suple esas carencias y aboga por muebles y accesorios que, además de atractivos estéticamente, son cómodos y útiles para todas las personas. Y especialmente amables con aquellas que necesitan un extra de apoyo en el hogar. ¿Cómo lo consigue? A través de pequeños cambios y detalles que dan un nuevo sentido a cada pieza.

Cuando la funcionalidad se sienta a la mesa

¿Puede una mesa de cocina o de comedor ayudar a tener una vida más cómoda? Desde luego. Y el porqué reside en su diseño. En el caso de la mesa (199€) de la colección OMTÄNKSAM, se ha eliminado el bastidor, de tal forma que permite estirar las piernas y acoger a cualquier persona, sea cual sea su complexión.

Ikea7

Además, por sus medidas y anchura, también es apta para personas en silla de ruedas, que encuentran en ella una mesa que se adapta a sus necesidades y que apuesta por un estilo sencillo, de líneas contemporáneas y pensado para acompañar durante muchos años.

Lo mismo ocurre con las sillas de comedor: los pequeños detalles lo cambian todo. En el caso de la silla (99€) OMTÄNKSAM, su asiento es más amplio y redondeado, y su respaldo es más alto y acogedor: perfecto para que las personas mayores puedan apoyarse para levantarse y para que los niños estén cómodos y más protegidos de caídas inesperadas.

Ikea2 1

Comodidad y ergonomía

Parece lógico pensar que los diseños de muebles y accesorios para el hogar se adecuen a las necesidades del cuerpo humano, y no al revés. Pero la experiencia nos dice que no siempre es así. ¿Cómo se puede cambiar eso? IKEA, antes de poner en el mercado la colección OMTÄNKSAM, la ha testado en personas con necesidades especiales y la ha evaluado con la ayuda de fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales.

Ikea3 1

El resultado es una serie de piezas que hacen de la ergonomía su bandera. Por ejemplo, en el caso del sillón (299€) OMTÄNKSAM, su respaldo es alto y con soporte lumbar. Además, la almohada del cuello se puede ajustar, y los reposabrazos altos sirven como apoyo para levantarse y sentarse. Lo mismo ocurre con el reposapiés (89€) de esta colección, ideado para favorecer la circulación sanguínea con su inclinación.

¿Quién ha de buscar la ergonomía en sus muebles? Por supuesto, las personas que, por sus capacidades físicas, más lo necesiten; pero esta cualidad es útil para todos: mujeres embarazadas, niños, adultos que pasan mucho tiempo sentados… ¿Acaso alguien no desea la máxima comodidad en su hogar?

Un extra de confort

Ikea6 3

No es necesario cambiar radicalmente la decoración y mobiliario de una casa para aumentar su confort, sino que ese extra de comodidad se puede lograr a través de los accesorios y sin renunciar al diseño. Empleando, por ejemplo, cojines que hagan las sillas más mullidas: los de la serie OMTÄNKSAM (15€), con superficie antideslizante, evitan el molesto movimiento sobre el asiento. Y, como son mullidos y se adaptan a cada cuerpo, se pueden emplear también como asiento accesorio para leer, meditar o incluso para una cena informal en casa.

La funcionalidad, como tantas otras cosas, puede aparecer donde menos lo esperas. En los cojines, sillas y mesas que ya hemos comentado, pero, también en los textiles para el hogar. Textiles más agradables al tacto y más fáciles de manejar por sus dimensiones, como es el caso de la manta (20€) de la nueva colección de IKEA: su tamaño la hace especialmente adecuada para acompañar las tardes de sofá y para emplear como chal en las noches aún frescas de la primavera.

Ikea4 1

Accesorios que echan una mano

Si hay una estancia en la que la utilidad de los objetos es especialmente importante, esa es la cocina. Es el lugar donde más podemos necesitar una ayuda extra y donde primero se puede acusar la merma de las capacidades.

La línea OMTÄNKSAM, en su propósito de aunar pragmatismo y diseño atemporal, incluye vasos ergonómicos (5€/4 unidades), especialmente creados para que los niños y las personas mayores los agarren sin dificultad, y platos con base antideslizante (1,50€), perfectos para evitar sustos cuando los más peques empiezan a comer solos.

Ikea5 1

También cuenta con abrebotes de goma (2€), para cuando una conserva se nos resiste; o un cuenco con tapa de silicona (19€) que también sirve como base y que es especialmente útil cuando, al tiempo que se prepara la base de un bizcocho, se tiene que desbloquear la tablet para comprobar la receta.

En el fondo, el diseño que busca la funcionalidad persigue un único objetivo: hacernos la vida más fácil. Y es una meta que puede alcanzar de mil y una formas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios