Compartir
Publicidad
Antes y después: de armario de contenedor a protagonista del salón
Dormitorio

Antes y después: de armario de contenedor a protagonista del salón

Publicidad
Publicidad

Ya sabéis que estamos totalmente entregados al antes y después. Los DIY de recicladecoración nos dejan un gran sabor de boca. Nos gustaría que mirásemos todos los muebles que vamos a hacer astillas o a reciclar con otra mirada, la de transformarlos.

En esta ocasión, he contado con la inestimable ayuda de IXO V de Bosch, tres botes de chalk paint, cera incolora y cera con color de Annie Sloan y un maravilloso retal de la colección Jardin Bleu de Manuel Canovas para Gastón y Daniela. Juntos han convertido un horrible armario de los años 40 en la vitrina protagonista de mi salón.

More Vitrina

Os voy a poner el paso a paso de este DIY sencillo y muy resultón. Ya sabéis que la chalk paint es perfecta para decapados por su versatilidad y sencillez a la hora de usarla, además podemos elegir entre muchisimos tonos y el acabado es perfecto.

Con ayuda de Ana Gayarre de Gastón y Daniela, seleccionamos un textil de Manuel Canovas con motivos orientales llamado Jardín Blue, ya que para una vitrina el blanco y el azul índigo son perfectos y por último el IXO V de Bosch ha sido la herramienta perfecta para quitar tornillos oxidados y colocar los nuevos.

1.- Limpieza

Fuera Tela

Se trataba de un mueble low cost (para que luego digan que no había mueble barato en España antes de los nórdicos) que alguien había forrado de flores sesenteras y pintado de blanco con un envejecido que si bien en su día fue bonito, la pátina del tiempo, unido a que el betún de judea se había aplicado sin tasa ni medida, hacía infumable.

Setentera

El primer paso fue quitar la tela, labor ardua ya que habían gastado cientos de grapas que incluso atravesaban la madera, convirtiéndose en una trampa punzante a la hora de mover el mueble.

Después una limpieza íntegra del mueble por dentro y por fuera y aunque con el chalk paint no hace falta lijar demasiado, los agujeritos de las grapas hicieron indispensable una buena lijada.

2.- Repasar las bisagras y poner tornillos nuevos con IXO V

Ixov Bisagras

Las viejas bisagras estaban en muy malas condiciones, faltaban tornillos y los que quedaban estaban oxidados y empotrados en la madera. Con ayuda del IXO V de Bosch, y un poco de aceite salieron sin mayor problemas. Pusimos los tornillos nuevos para sujetar correctamente las puertas ya que los cristales de las puertas pesan bastante y corrian el riesgo de descolgarse.

También utilizamos el accesorio de cutter del IXO V para ajustar las baldas, ya os contamos la cantidad de accesorios que trae esta nueva versión del IXO.

3.- Pintar con chalk paint de Annie Sloan

Cera Blanca

Una vez limpio por dentro y por fuera llega el momento de pintar el mueble por dentro y por fuera. El tono elegido es blanco huevo de Annie Sloan. Facil de aplicar, con un par de manos más que suficiente para cubrir todo el armario (puertas incluidas)

4.- Encerado y envejecido

Soft Wax

La única instrucción en la que Annie Sloan se muestra inflexible es es la necesidad de encerar los muebles tras aplicar el chalk paint. En este caso primero con cera incolora y cuando secó con una capa de cera con color para resaltar el envejecido. Primero se aplica la cera con color con una brocha y después se va retirando el exceso de envejecido con un paño de algodón.

Cera Incolora

Para terminar otra mano de cera incolora para igualar el tono del envejecido.

5.- Forrar con la tela de Gastón y Daniela

Forrando Tela

Una vez bien seco el mueble empezamos con el tapizado del interior. Es importante, al igual que cuando tapizas, estirar bien la tela para que quede perfectamente encuadrada, sobre todo en el caso de telas con estampados que deben estar bien derechos. He utilizado las grapas más estrechas, ya que el mueble es de contrachapado y tampoco he puesto demasiadas. El remate con pasamanería azul índigo lo encontráis en cualquier mercería.

6.- Decorar recordando que estamos en el s.XXI

Vitrina Cristal

Ahora nos encontramos con el problema de muchas vitrinas y es que invitan a llenarlas de objetos y acabar "envejeciendo" la decoración. Nada de figuritas o colecciones decimonónicas o souvenir, decorar kistch es mucho más complicado de lo que parece y puede quedar cutre. Pocos objetos y muy ligeros con cristal o porcelana lisa serán perfectos para que se luzca la vitrina, la tela y los objetos expuestos.

¿Qué os parece el antes y el después de esta vitrina?

Imágenes | María SJB

En Decoesfera | Chalk Paint, el estuco del siglo XXI

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos